La última de Feria

            Y terminó con un malísimo encierro de Montalvo que no ha servido para nada, a excepción del cuarto de la tarde, al que desorejó Sebastián Castella saliendo por la Puerta Grande.

   Termina La Feria Taurina de Albacete 2019 con un cartel compuesto por Sebastián Castella, Paco Ureña y Pablo Aguado, los toros fueron los de Montalvo y el público llenó casi al completo.

    Abrió plaza ‘Salado’, castaño claro de capa, de 523 kg, nacido en septiembre de 2015 y que estaba herrado con el número 35. Tras la puya los problemas se acrecentaron y Joaquín Coy lo devolvió a los corrales, saliendo en su lugar un sobrero de la ganadería titular. ‘Rivero’ pasó entonces de sobrero a primero del lote de Castella, un toro de 585 kg de peso, negro listón de capa, nacido en octubre de 2014 y herrado con el número 5. Estrecho de sienes y enmorrillado, Rivero se mostró como un toro interesante, lo mató Castella de una estocada y ahí terminó todo.

“Tarambana” segundo de la tarde. supuso la ilusión de volver a ver a Paco Ureña con el toro en Albacete, un astado de 563 kg, negro mulato de capa, nacido en noviembre de 2014 y herrado con el número 52. Cornidelantero, muy en el tipo de Montalvo y bizco del pitón izquierdo, protestaba el toro cuando le hacía las cosas por arriba y con sus embestidas evidenciaba que iba mucho mejor cuando se le bajaba la mano, siendo también fundamental darle las distancias y no dejarle que tocara los engaños.

“Rapabarbas” tercero de la tarde, de 544 kg y nacido en noviembre de 2014 y herrado con el número 52. Soso y falto de casta, Rapabarbas se fue diluyendo y todo quedó en nada, errando Pablo Aguado con los aceros.

“Zapatillo” cuarto de la tarde, un toro de 591 kg, nacido en noviembre de 2014 y herrado con el número 18. Con falta de casta se movía muy bien Zapatillo en la muleta de Castella y, entendiéndolo muy bien el francés con mucho temple para aprovechar la buena embestida.

Fue el toro de menos a más y Sebastián Castella dejó una estocada hasta los gavilanes, que aunque quedó algo trasera hizo doblar al toro rápidamente y que le permitió al diestro francés cortar dos orejas y salir a hombros por la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Albacete.

Quinto de la tarde, “Profesor”, un toro de 568 kg, colorado ojo de perdiz de capa, nacido en agosto de 2015 y herrado con el número 53. Cornidelantero, de pitones acaramelados, manso buscaba las tablas y ya en los tercios de varas y banderillas hubo que ir a sacarlo de los terrenos de chiqueros. Paco Ureña lo mató tras un pinchazo, media estocada contraria y delantera y varios golpes de verduguillo.

“Fígaro” fue el último toro de la Feria de Albacete 2019, herrado con el número 24, nacido en septiembre de 2014, de capa negra y de 548 kg. Cornidelantero, muy alto, no dejó Fígaro expresarse a Pablo Aguado con su toreo. Dejó una estocada el diestro sevillano, que junto con un golpe de verduguillo mandó al de Montalvo al desolladero.

.. y llegó la lluvia como en los viejos tiempos y las viejas dudas “me voy, no me voy por si ocurre algo”, pero solo agradó el trasteo del cuarto de Castella,,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *