“SEBASTIÁN CORTÉS”

torero "sebastian cortes"
torero “sebastian cortes”

Sebastián Cortés Amador, nació el 10 de enero de 1951, en Albacete, es otro de la saga de toreros gitanos de nuestra tierra, comenzó su actividad torera por el año 1971, fomentada su vocación por su tío y matador de toros Manuel Amador Correas, quien lo apoderó poste­riormente, en colaboración con Manuel Martínez “Cho­pera”.La primera vez que actúa como becerrista, es en la plaza de toros de Cuart de Poblet (Valencia), cortando dos orejas y rabo. El 16 de agosto de 1971, es su primera actuación vestido de luces, matando un becerro en Játi­va (Valencia), actuando en la parte seria del espectáculo cómico-taurino-musical la Revoltosa.

En la temporada de 1972, actúa en once novilladas sin picadores, debutando con los del castoreño en Ba­rrax (Albacete), el 15 de agosto de 1973, ante un encierro de Julio Gido y teniendo como compañero a su paisano Antonio Poveda, logrando un gran éxito, cortó las cuatro orejas y un rabo a sus dos enemigos, en esta temporada participa en ocho funciones económicas y en cuatro con caballos.

En 1974 se presenta en plazas importantes, como Bil­bao el 12 de mayo, lidiando reses de Barcial y alternando con José Copete “Copetillo” y Enrique Pérez “Paco Luce­na”, o en el coso zaragozano de La Misericordia, donde consiguió el único rabo que han concedido en esta plaza a un novillero, además de tres orejas, su actuación en Ba­yona alzándose con tres orejas y rabo, o su actuación en la Maestranza de Sevilla con dos orejas, donde le cabe el honor que le tocara la música, toreando con el capote. Su presentación en las Ventas madrileñas, tuvo lugar el 8 de mayo de 1975, dando una vuelta al ruedo en su se­gundo enemigo, las reses llevaban el hierro de la gana­dería de Diego Romero Gallego sus compañeros de lidia fueron Gabriel Puerta y Pedro Somolinos, con este pal­mares en su haber, después de haber toreado durante los tres años 90 novilladas y 25 festivales.

alternativa "sebastian cortes"
alternativa “sebastian cortes”

Se prepara para recibir la alternativa el 22 de junio en Alicante, de ma­nos de Paco Camino y Dámaso González como testigo, se corrieron cinco toros de Torrestrela y uno de Manuel Santos, el de su alternativa correspondía a Torrestrella y de nombre “Viscotelo”, al que cortó las dos orejas y una más al que cerro plaza, saliendo en hombros en compa­ñía de su paisano Dámaso González, finalizó la tempora­da con 25 novilladas, 46 corridas de toros y un percance grave en la plaza de toros de Hellín (Albacete), el 5 de octubre, por un toro de Felipe Bartolomé y en presencia de Dámaso González y Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la capea”. La temporada de 1976 se presenta esperanzado­ra, confirmando su alternativa en Madrid el 24 de Mayo en plena feria de San Isidro, cediéndole el toro Paco Ca­mino, el astado pertenecía a la ganadería de Baltasar Iban, de nombre “Pajarito” de 555 Kg. marcado con el nº 29, testifico la ceremonia Ángel Teruel. El siguiente 5 de julio, se anuncia la tradicional corrida de ASPRONA de Albacete, con toros de Samuel Flores, formando el car­tel, Antonio Rojas, Sebastián Cortes y Ángel Rafael que tomaría la alternativa, llegó el momento más amargo de su vida torera, durante la celebración de la corrida, es cogido de extrema gravedad, en la pierna derecha con rotura de la femoral, es intervenido en la enfermería de Albacete y nuevamente a su llegada al Sanatorio de To­reros de Madrid, logrando salvarle la vida y el miembro afectado, la convalecencia es larga, no pudiendo torear el resto del año, cerrando la temporada con tan solo seis actuaciones.

Tras un año de convalecencia y una vez recuperado, reaparece en los ruedos el día 5 de julio de 1977 en la corrida de ASPRONA, formando cartel con Dámaso Gon­zález y Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea” y con ganado de Manolo González.No pudo mantener el pues­to alcanzado en el año de su alternativa y el 15 de mayo de 1979, puso fin a su actividad taurina, toreando en el coso madrileño de Las Ventas, alternando con Andrés Vázquez y Antonio Rubio “Macandro”, ante un encierro de cuatro toros de Ramón Sánchez, uno de Sánchez Rico y otro de Pérez Angoso. Reapareció en el 1983, en su Al­bacete natal, el día 11 de septiembre, ante un encierro de Juan Pablo Jiménez Pasquau, alternado con Dámaso González y Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, este año solo se vestiría de luces en otra ocasión. Al siguiente año se­ría su definitiva retirada el 17 de septiembre, también en Albacete, acompañándole en la lidia, Emilio Muñoz y Tomás Rodríguez “Campuzano” el encierro pertenecía al hierro de Carlos Núñez.

Estamos ante un gran torero, que si no hubiera sido por su gran cogida, habría alcanzado cotas muy altas.

Tras su adiós a los ruedos, monto un par de negocio de confección, pero el gusanillo le hizo volver al mundo taurino. En el año 1986 se incorporó a la Escuela Taurina de Albacete como profesor, pasando posteriormente a dirigirla, puesto que ocupa en la actualidad.

Es padre del torero “Antón Cortés” que ya se formó en la escuela mencionada.