“MANOLO AMADOR”

 

torero "manolo amador"
torero “manolo amador”

Manuel Amador Correas, nació en Jumilla (Murcia), el 15 de noviembre de 1938, es el iniciador de la saga de toreros gitanos de Albacete.

Sus padres se trasladaron a Albacete, donde fue bautizado y criado, por lo que se hizo torero en esta ciudad, vivió la fiebre taurina de la década de los 50 en Albacete, en aquellos momentos vibraba la ciudad con “Montero”, “Pedrés” y “Chicuelo II”, aunque por la vecin­dad y convivencia le emocionaba “Pedrés”, por estos motivos empezó a frecuentar la plaza de toros con ami­gos, hasta que una mañana cogió un capote y sintió el gusanillo del toreo, en sus primeros trasteos le acompa­ñaba su primo Juan Correas, (Padre del rejoneador An­tonio Correas) ambos decidieron alquilar una becerra al ganadero Risoto, y le pidieron a Juan Montero, que les acompañara para que les dirigiera, cuajo de maravi­lla a la becerra y en ese momento le entró la verdadera afición.Debuta sin caballos en la Gineta (Albacete) en el 1956 y se viste por primera vez de luces en Albace­te en el año 1957. Tras torear una veintena de festejos, debuta con caballos en Cartagena, el 15 de agosto de 1959, cortando tres orejas y un rabo. Durante sus cinco años como novillero recorrió la geografía taurina.Toreó 9 tardes en el año 1960, 5 en el 1961, en este año, el 27 de agosto se presenta en Las Ventas de Madrid, causan­do una buena impresión.En el 1962 actúa en 16 oca­siones, y cumple 18 contratos durante latemporada de 1963, en esta campaña logra un gran triunfo en la Plaza Monumental de Barcelona el 3 de octubre, formando terna con Francisco Moreno y Manuel Amaya, cortando cuatro orejas por lo que le conceden el Trofeo a la me­jor faena del ciclo de las corridas de la Merced, donado por el Club Taurino, “Los de Gallito y Belmonte” y el tro­feo “Manolete” del Club Taurino de Londres. Pasamos al 1964, año de su alternativa, que tras torear 9 novilladas la toma en la Real Maestranza de Sevilla el día 28 de mayo, apradinado por Curro Romero y Carlos Corbacho de testigo, con ganado de Javier Buendía, es premiado con una vuelta al ruedo en el toro de su doctorado de nombre “Superior”. El año 1965 fue su mejor tempora­da como matador de toros, con 50 corridas en su ha­ber entre España y América, a pesar de los 2 percances sufridos, uno en Barcelona el 1 de julio, donde un toro de Sánchez Fabrés le infirió una herida en la región ab­dominal, esa tarde tuvo por compañeros a Antonio Bo­rrero “Chamaco” y Manuel Benítez “El Cordobés” la otra cogida, el 23 de agosto en Dax (Francia), por un astado de Atanasio Fernández, que lo corneó gravemente en un muslo, un dato curioso es que tuvo que suspender­se la corrida por ser también cogidos sus compañeros de terna, Fermín Murillo y Manuel Benítez.Este mismo año, el 24 de mayo, confirmó la alternativa en Madrid de manos de su mismo padrino en Sevilla, Curro Ro­mero y como testigo Manuel Benítez “El Cordobés”, resultó una tarde triunfal al abrir la puerta grande de Las Ventas, cortando una oreja en cada toro, el toro de su confirmación de nombre “Flor de Jara”, pertenecía a la ganadería de Carlos Núñez, marcado con el número 147 y de 483 Kg., la histórica tarde fue rotunda, salie­ron los tres espadas por la puerta grande. En su carrera como matador de toros, consiguió 2 puertas grandes en el coso madrileño.

alternativa "manuel amador"
alternativa “manuel amador”

El año 1966 fue funesto para Manolo Amador, pues tras lo éxitos en Madrid los días 14 y 22 de mayo, cor­tando 3 orejas el primer día acompañado de Antonio Bienvenida y Pallarés y una oreja el 22, alternando con José Fuentes y Pallarés, y en la sexta corrida de la tem­porada actuando en Barcelona, un toro de Francisco Escudero, le frácturó el húmero izquierdo, esta tarde le acompañaban Andrés Hernando y Andrés Jiménez Torres “El Monaguillo”, con esta sexta corrida se corta­ba su temporada, estando un año sin torear a pesar de las 50 corridas firmadas. Reapareció el 25 de junio del 1967, en corrida goyesca de Madrid, con toros de Gar­cía Castaño y en terna con Victoriano Cuevas “Valencia” y Gregorio Tebar “El Inclusero”, actuando también el re­joneador, Conde de San Remy.En la reaparición le pasó factura el año sin torear, no lo hizo con tanta fuerza, ni ocupó el mismo puesto que dejo y sus actuaciones des­cendieron a 12 durante este año, 7 en el 1968, 10 en el 1969.En 1969 tuvo la brillante idea, junto al empresario taurino Juan Martínez de la Encarnación de promover la primera corrida de ASPRONA, el cartel estaba com­puesto por el rejoneador Juan Manuel Landete, Manuel Amador, Vicente Punzón y Héctor Villa “El Chano” por sustitución de “Pepe Osuna”, lesionado, los siete toros fueron donados por la ganadería de Manuel Cañaveral.

En 1970 cumple 6 contratos y 8 en el 1971, el 25 de abril de este año, en un festival en el pueblo de Ontur (Albacete), un novillo de Sánchez Cajo, lo hiere grave­mente en la ingle izquierda y tras las dos corridas del siguiente 1972, decide dar por finalizada su carrera tau­rina, despidiéndose en Sevilla.

Estamos ante un espada de poder arte y clase, que si no hubiera sido por su fractura del brazo ya relatada, hubiera alcanzado cotas muy altas.

El 5 de agosto de 1978, decide reaparecer en La Roda (Albacete), ante toros de Samuel Flores, con Dá­maso González y Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Ca­pea”, cortando una oreja a su segundo toro, y en la Feria de Albacete, el 11 de Septiembre se enfrenta a ganado de Torrestrella teniendo por compañeros a Santiago Martín “El Viti” y Francisco Rivera “Paquirri”. Al año si­guiente solo una corrida en Albacete, el 15 de septiem­bre, acompañado de Julio Robles y Roberto Domín­guez.El 18 de mayo de 1980 torea en Madrid y decide retirarse definitivamente en el mismo ruedo, actuando con José Ortega Cano y Manuel Ruiz “Manili”.

Una vez retirado de los ruedos, no deja su afición taurina y es nombrado director y profesor de la escuela taurina de Albacete, cargo que mantuvo durante seis años.

Es el iniciador de una familia torera, que cuenta con cuatro matadores de toros, Sebastián Cortés, Manuel de Paz, Antón Cortés y su propio hijo Manuel Amador Martínez-Vara de Rey, también es suegro del rejonea­dor Antonio Correas. En la actualidad sigue siendo un gran aficionado y reside en Albacete.