No defraudó (16-09-19)

…..se decía que no quería venir….

                  Floja, mansa y falta de calidad la corrida de hoy, salvando tanto tercero como sexto que sirvieron al trasteo de Emilio de Justo.

Abrió plaza precisamente el de Parladé nombre “Heroína”, negro meano de capa, nacido en diciembre de 2014, herrado con el 34 y de 562 kg. Cornidelantero que por el pitón izquierdo dejó buenas sensaciones y no tan buenas por el derecho, se dio una tremenda. Mató el diestro de una certera estocada con de oreja para Ponce.

“Soprano” segundo de la tarde y pertenecía a la ganadería titularn acido en enero de 2015, Soprano mostró capa colorada chorreada de salida, el número 23 en los costados y con 505 kg. Flojo de fuerza pero de bondad y nobleza exquisita, Soprano fue brindado al público desde los medios por un Miguel Ángel Perera, embestía muy bien y estaba escaso de fuerzas, Falló Perera con los aceros y perdió cualquier opción de triunfo, recibiendo una ovación desde el tercio.

El tercero de la tarde” Sorpresa”, cornipaso de 505 kg, colorado de capa, nacido en enero de 2015 y herrado con el número 49. Enseñando las palas hacia arriba y siendo casi cornipaso, Emilio de Justo dejó unos peligrosos lances con el capote, incluidos algunos de rodillas, que hicieron las delicias del público y que sirvieron para calentar los tendidos.

Emilio de Justo brindó al público y comenzó la faena de muleta delante de la puerta grande, con mucho temple y metiendo los riñones, dando el pecho y abriendo el compás, Emilio estaba relajado y ejecutando el “aperitivo” de la que vendría en su segundo. Hubo palmas para el toro durante el arrastre y una sonora ovación para el torero, tras la mala suerte con la espada.

“ Policía” saltó en cuarto lugar, herrado con el 143, nacido en enero de 2015, colorado de capa y de 478 kg. Acaramelado de pitones y muy poquitas fuerzas. Tenía poco el toro dentro y con una estocada caída en el rincón de Ordóñez terminó Ponce.

“Roncador” quinto de la tarde, negro mulato de capa, nacido en febrero de 2015, herrado con el 107 y de 560 kg. Bien armado por delante, algo bizco de pitones, algo cariavacado, no llevaba nada bueno dentro y no tenía fuerzas ni para tenerse casi en pie, lo despachó el torero extremeño con una gran estocada, el público reconoció con palmas para Perera por su profesionalidad y pitos para Roncador durante el arrastre.

Sexto de la tarde “Iracundo”, herrado con el 181, nacido en enero de 2015, negro bragado de capa y de 504 kg. Lo metió Emilio de Justo en la muleta, con temple y despacito lo fue a cámara lenta y con buen gusto. Toreo de toda la vida, demostrando sentirse muy cómodo delante de la cara del toro a pesar de las dificultades y con el toreo clásico de siempre, divirtiendo y emocionado al público. Se tiró a matar Emilio de Justo encima del toro dejando una estocada bien colocada que sirvió para hacer doblar al toro y, consiguiendo las dos orejas.

Hacia muchos años que no escuchaba la música en la “brega” y hoy sonó para la cuadrilla de Perera (Curro Javier, Javier Ambel y Jesús Arruga)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *