Llegó Torrestrella….

…..la oportunidad se presenta dos veces….

         Abrió plaza el de El Ventorrillo, de nombre Industrioso, sardo de capa, nacido en marzo de 2015, herrado con el 10 en los costillares y de 502 kg. Noble y manso y con su arrastre hacia tablas de chiqueros. Erró con los aceros y ovación del respetable premiando su voluntad.

“Regidor” fue el segundo de la tarde acapachado de cuerna, perteneciente a Torrestrella y con 543 kg. Nacido en diciembre de 2014 y herrado con el 45 con capa sarda. Se fue Sergio Serrano a portagayola, haciéndolo con una larga cambiada y viéndose obligado a tirarse al suelo para no resultar prendido. Falló Sergio Serrano en la suerte suprema, teniendo que entrar a matar en varias ocasiones y perdiendo con los aceros cualquier opción de tocar pelo en el primero de su lote.

“Lanablanca”, nacido en noviembre de 2014, herrado con el número 20 el los costados, negro bragado de capa y de 537 kg, salió en tercer lugar. Recibió un puyazo en todo lo alto por parte de Juan Pablo Molina y tomó horma en la embestida, humillando mucho más en el quite por chicuelinas que realizó Diego Carretero sobre la boca de riego.

Tenía los caminos cerrados Lanablanca y le vinieron muy bien las banderillas, centrándose desde entonces mucho mejor en los engaños el de Torrestrella. Echaba la cara arriba y se rajó tras la tercera tanda de muletazos y que desde entonces solo buscó las tablas, falló Carretero con los aceros y todo quedó en pitos para el toro durante el arrastre y con palmas de cariño para el torero de Hellín.

“ Chulapín”, herrado con el número 11, colorado de capa, nacido en diciembre de 2014 y de 539 kilos de peso, apareció en cuarto lugar. Ancho de sienes, cornidelantero y muy bien hecho, Chulapín tomó muy bien el capote de Palacios y el de Albacete cuajó un gran primer tercio a base de verónicas y perdiendo pasos para ganar terreno. Falta de humillación y desplazamiento del de Torrestrella y así es imposible que pueda pasar algo bueno en el ruedo, por mucha predisposición que pudiera tener Andrés Palacios y por muchas ganas de hacerle las cosas bien que tuviera. Falló nuevamente Andrés Palacios en la suerte suprema y le costó darle muerte al toro.

“Candelito”, quinto de la tarde, de 565 kilos de peso, negro bragado de capa, herrado con el número 21 en los costillares y nacido en septiembre de 2014. Alto, engatillado de puntas y algo bruto en su embestida de inicio, Candelito tuvo movilidad en el capote y peleó con garra en el caballo de Paco Plazas, recibiendo una puya algo caída que obligó al varilarguero a rectificar el picotazo. Soso y de corta embestida, le falta raza al de Torrestrella y aunque se mostraba fijo en la muleta y no hacía cosas raras, no tomaba los engaños de Sergio Serrano con amplitud y solo un puntito de nobleza permitía a Sergio Serrano sacar algo bueno del toro.

Cerró plaza Pocosol, nacido en enero de 2015, negro bragado de capa, herrado con el número 54 y de 564 kg. Bien hecho, tocado arriba y alejado del fenotipo típico de Torrestrella, Pocosol humilló poco en el capote de Diego Carretero y evidenció falta de profundidad y costarle trabajo bajar la cara.

Sin humillar y de finales muy feos, el peligro de atropello al torero estaba en cada muletazo que se tragaba el morlaco y aunque presentaba movilidad, no quería saber nada de lo que Diego Carretero intentaba hacerle por abajo. Tras doblar el toro, hubo petición mayoritaria para Diego Carretero y el de Hellín se llevó la única oreja de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *