La corrida del Centenario se «ferió» un indulto.

roca Rey Albacete 2017

Segunda corrida de abono,  corrida del «Centenario», al final de ocho toros y cuatro toreros por la ausencia de Manzanares, suplida por Perera y Talavente. Se han lidiado toros de Garcigrande y Domingo Hernández, en general bien presentados y de buen juego, el sexto resultó deslucido, el cuarto «Orgullito» fue indultado, como siempre con polémica, parece que en los últimos años esta Feria otorga demasiados indultos, el palco debería de mirarlo, también en la concesión de trofeos,  a todas luces excesivos, a este paso, la seriedad de la Plaza de Albacete caerá por los suelos.

El Fandi, que arrastra una lesión muscular, manda partes a todas las plazas, pero aquí vino, al aficionado no le dice nada, pero sí al presidente, que sin mayoría de pañuelos le regaló una oreja.

Miguel Ángel Perera, torero querido en esta plaza, está lejos de ser el que tantas veces ha triunfado aquí, en su primero faena clásica de su estilo, con ganas de agradar, pero el trasteo resultó un poco monotono, y sin petición mayoritaria, otra oreja, con el  sexto, el peor del encierro, poco pudo hacer.

Alejandro Talavante, interpretó el mejor toreo de la tarde, faenas de toreo vertical, alargando mucho el brazo en los muletazos por ambos pitones, a sus toros de similar comportamiento, les administró series templadas, con ajuste y naturalidad, en todo momento dando las distancias que pedían sus oponentes, con la espada no falló y cortó tres orejas.

Roca Rey, que debutaba en la feria, antes había actuado en la corrida de Asprona, se encontró en primer lugar con «Orgullito», en el caballo puro tramite, variado como es su tauromaquia en el capote, en la muleta pronto vio la clara embestida del toro, muletazos por abajo, por ambos pitones,  combinados con pases por la espalda, la faena no bajó de nivel, el toro incansable, no paraba de embestir, y llegó la petición de indulto, el presidente tras darle un aviso e indicarle que entrase a matar, cambió de opinión y concedió el indulto, en el sexto, toro altón,  con embestida franca, el torero estuvo solvente, variado y poderoso, con la espada no falla y otras dos orejas sumadas a la dos y rabo simbólicas del toro indultado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *