Historia de la plaza de toros de Albacete

plaza de toros de albacete

 

En 1916, el entonces alcalde Francisco Fontecha propuso la construcción de una nueva plaza, con un capital de 350.000 pesetas, elevado después a 500.000.

Para la edificación del coso se eligió como arquitecto al prestigioso albaceteño Julio Carrilero Prat, comenzando las obras el 17 de febrero de 1916 y concluyeron el día 9 de septiembre de 1917. Esta joya arquitectónica, popularmente conocida como “La Chata”,  inspiró la construcción de otros cosos taurinos, como el de “Las Ventas” en Madrid.

No es la primera plaza de toros que ha tenido la ciudad de Albacete, anteriormente hubo dos más, la primera construida a finales del siglo XVIII en el paseo de la Feria y la segunda fue inaugurada el 9 de septiembre de 1829.

En 1918, se reformaron los tendidos, colocándoles piedra de Novelda, que es la que actualmente aún existe. En 1921, se cambió la cubierta y hace unos veinte años se amplió el aforo, que es el que permanece actualmente en 10.000 personas, perteneciendo a la segunda categoría administrativa.

Posee un marcado estilo mudéjar, manifestándose en las torretas y la puerta principal de arco con forma de herradura. Además del amplio tendido, posee una extensa grada cubierta y todas las dependencias necesarias para la celebración de festejos taurinos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *