Con Historia…

…….lo decía mi tío José María……. el prohibir los toros no es de ahora, el primer precedente que encontramos para vetar los espectáculos taurinos fue en el año 1567. Ese año, el Papa Pío V emite una bula, en la que prohíbe las corridas de toros. Argumenta que es algo que va en contra de las creencias cristianas. Y que todos los que participaran en ellas quedarían excomulgados. Así, los que muriesen en los festejos no podrían ser enterrados en los cementerios, sino fuera de éstos.

A la muerte de Pío V, le sucede Gregorio XIII. Felipe II gran amante de los toros, hablará con el nuevo pontífice para recuperar la fiesta. En 1575, la bula queda suspendida. En el año 1700 una nueva monarquía se establece en España, Felipe V que viene de Francia, es agasajado con grandes festejos taurinos. Al ver el espectáculo queda horrorizado y prohíbe en 1723 el rejoneo (ya que las corridas para nobles, eran a caballo). Y la nobleza deja de acudir a estos eventos. Pero el pueblo, comienza a coger afición por el toreo tal y como lo conocemos.

Pero no fue hasta 1805 cuando un rey, Carlos III en una Pragmática Sanción en Fuerza de Ley, Carlos IV continuo con ello, prohibió las corridas de toros. Finalmente, la ley no se llegó a cumplir por diversas causas, entre ellas la impopularidad de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *