CON HISTORIA

…….lo decía mi tío José María……., para división de opiniones las del 25 de mayo de 1958 donde César Girón cortó las dos orejas del tercero de una brava corrida de Pablo Romero. Para Diaz-Cañavate comenta en el ABC “César Girón las conquistó con ese su toreo, que no es el de mi predilección…., sus recursos de toreo fácil, su temperamento valeroso y optimista y unas veces le salen los pases bien y otras regular, pero siempre con evidente deseo de agradar, que el público aprecia muy justamente y le jalea, y César sonríe y da todo lo que tiene, que no es poco, y se entusiasma toreando……”. Sin embargo, para Rafael de Vega, crítico de Madrid, la cosa fue bien distinta; “La faena al tercer toro de la lidia ordinaria fue memorable. Podríamos decir que iba subiendo los peldaños de la gloria hasta alcanzar la cúspide. Clava la planta en la arena y surge otra creación maravillosa con la mano izquierda, que tienen el remate florido de un afarolado y el majestuoso de pecho…”. Hay quien se aparta de tomar posición como Bellón quien destaca en Pueblo el juego de la corrida y titula “Una brava y noble corrida de Pablo Romero cerró la feria de Madrid. Orejas para César Girón y Rafael Ortega, y aclamado el mayoral en saludos y vueltas”. Eran otros tiempos……… (Noelia Jiménez – Las Ventas 21 de Mayo de 2008).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *