Albacete 4ª de abono, el de detalles y el de trabajo..

Un encierro de Juan Pedro Domecq (soso, blando sin fuerzas y sin casta, elementos imprescindibles), con Trompeta en primer lugar y con bastantes problemas mandándolo Joaquín Coy a los corrales. Así empezaba esta cuarta de abono en una tarde llena en la sombra y media en el sol……., la pandemia ha hecho su efecto ¿..?

Salió el de Conde de Mayalde de nombre Afrancesado, castaño de capa, nacido en agosto de 2016, con el 16 en los costillares y de 548 kilos de peso. Morante con la franela templó buenos muletazos sueltos, faltándole ligazón a las series. Morante se fue a lo fácil, al rincón de Ordóñez, dejando una estocada. Tuvo detalles.

Hallador fue el segundo de la tarde, perteneciente a la ganadería titular, negro zaíno de capa, con el 194 y nacido en enero de 2017, con 493 kilos de peso. Había ganas y Paco Ureña con el capote lo recibió muy bien. Brindó Paco Ureña a Dámaso González (hijo) antes de comenzar la faena de con ayudados por alto de bella estampa y arrancó los primeros aplausos, el personal estaba con él y, después de 3 buenas tandas con la diestra llegó la izquierda y el toreo al natural, tomando el astado muy bien los engaños. Con gran estocada se llevó una oreja. Un gran trabajo el de Ureña.

El tercero de la tarde Jergoso, jabonero claro de capa fue el primero para Juan Ortega, nacido en enero de 2017, el 160 en los costillares y de 487 kilos de peso.

Jergoso no estaba por la labor de facilitar nada al matador y lo poquito que se vio fue porque se lo sacó Juan Ortega a base de probar por un lado y por otro e insistir, tras un pinchazo y una estocada casi entera mandó Ortega al de Juan Pedro al desolladero.

Pantonino fue el cuarto de la tarde, segundo del lote de Morante de La Puebla, colorado de capa, nacido en diciembre de 2016 y herrado con el 99 en los costillares, de 500 kilos de peso

Miraba Morante al toro desplegó su muleta, hizo algún breve intento de faena, miró al tendido y con un bajonazo de media estocada insuficiente en el segundo intento ya que fue necesario un golpe de verduguillo.

El quinto de la tarde fue Neurasténico, nacido en diciembre de 2016, negro bragado de capa, herrado con el 72 y de 493 kilos de peso, al que Paco Ureña recibió con buen hacer con el capote y cuidó en varas y banderillas ante lo anovillado de su cara.

Pinchó en todo lo alto y dejó una gran estocada en el segundo intento, poblando de pañuelos los aficionados los tendidos y obligando al presidente ante la petición mayoritaria a conceder una oreja ganada a pulso.

Cerró plaza Polvorilla, un ejemplar de 569 kilos de peso, herrado con el 111 en los costados y negro mulato capa.

Tras una estocada entera aunque algo trasera, el toro dobló las manos y Juan Ortega pasó con más pena que gloria en su debut en Albacete.

 Comentarios y fotografía F.F.L. (con lecturas de D.A. y T.A.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.