Albacete 2º de abono y con dignidad…

Segunda de abono y con Diego Urdiales, Miguel Ángel Perera y Ginés Marín voluntariosos, con oficio y ganas de agradar se presentaron ante los cinqueños y difíciles astados de Victoriano del Rio y Cortés. 

Abrió plaza Cóndor, de la ganadería de Cortés, nacido en octubre de 2015, herrado con el 168 en los costados, negro de capa y de 513 kilos de peso, al que Diego Urdiales trató con mimo desde el principio.

Embebido, a la muleta y a media altura para que no perdiera las manos, Diego arrancó las primeras palmas de la tarde, con falta de fuerzas el maestro lo pasaportó con algo más de media estocada. Saludando con una fuerte ovación por su entrega.

Marginado fue el segundo de la tarde. Nacido en enero de 2017, con 522 kilos de peso, negro bragado de capa y herrado con el número 135 en los costillares

Gran actuación en la brega por parte de la cuadrilla y en especial el manejo de Curro Javier, templando y llevando al morlaco suave y con tiento.

Brindó Perera al público y comenzó la faena de muleta en los terrenos del tendido 1, dándole las distancias necesarias al astado y demostrando que lo había entendido muy bien desde el principio. 

Templó y mandó, ejecutando buenos naturales, siendo agradecidos por el público asistente. Gran faena. Saludo y aplausos en el arrastre.

El primero del lote de Ginés Marín fue Impuesto, de 564 kilos de peso, negro de capa, nacido en enero de 2016 y herrado con el número 131.

Salió bronco, dando arreones y con definidas dificultades, se mostró con peligro ya en el caballo y posteriormente con las banderillas.

Gines Marín con disponibilidad, intentó agradar al público brindando dicho toro pero, las dificultades eran manifiestas. El de Victoriano del Río esperaba mucho para arrancar y tuvo Gines Marín que pisar terrenos muy complicados clavó hasta la bola Ginés Marín pero tuvo que tirar de descabello. Faena valiente y cargada de dificultad.

Cuarto lugar para Poderoso de Victoriano del Río de 519 kilos de peso, nacido en septiembre de 2016, herrado con el 41 en los costados y negro burraco de capa. Ni por la derecha ni por la izquierda sacó nada Urdiales al toro media estocada tendida mandó al patio de arrastre y hubo silencio y algún pitó tanto para él como para Urdiales.

El quinto de la tarde, Lastimado, ejemplar de Victoriano del Río de 555 kilos de peso, negro burraco de capa, herrado en los costillares con el número 132, nacido en octubre de 2015 con buena presentación.

Brindó al público Perera antes de iniciar la faena de muleta, intentó el toreo al natural. Degolló Perera al toro tras caer tendida la estocada y un público con ganas le regaló la oreja. 

Devoto fue el que cerró plaza, un ejemplar de Cortes, negro burraco de capa, herrado con el 160 en los costillares, nacido en septiembre de 2016 y de 569 kilos de peso. Lo recibió Marín con el capote y pronto lo metió en faena, dejando buenos lances de recibimiento y recibiendo los primeros aplausos del graderío. Sin brindis por parte de Marín la faena de muleta comenzó en los terrenos del 1, pasándose de nuevo al toro muy. Al natural llegaron buenos lances y el público premiaba su esfuerzo con aplausos al mismo tiempo que deseaba una buena estocada, que se tuvo que contentar con saludar desde el tercio.

Tarde muy voluntariosa y con mucho trabajo para las cuadrillas ante los Victorianos cinqueños,  sabedores de su respeto.

Comentarios y fotografía F.F.L. (con lecturas de D.A. y T.A.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.