8ª de Abono, la «Mixta», ya sobra.

Cada año en la presentación de los carteles la empresa justifica la inclusión en el abono de este festejo «mixto», por la masiva asistencia de público, y así es, pero si sustituimos al caballero rejoneador por una figura del toreo, el lleno también está asegurado. Al aficionado no le dice nada el toreo a caballo, quiere una terna con toros íntegros y competencia por igual en el ruedo, los amantes del toreo ecuestre ya tienen su tarde con tres rejoneadores.

Ciñéndonos al resultado artístico de este festejo, el despropósito comenzó con la elección del ganado que cuando se anunció en el cartel estaba Morante, y no nos explicamos que los veedores del torero de la Puebla dieran el visto bueno a los «bueyes» que salieron al ruedo, pero conocida la noticia que dejaba de torear, quedaba en el cartel El Juli, figura indiscutible, apoderado por la empresa, y aún así, vimos lo que salió al ruedo, y claro, con semejante material poco lucimiento podía haber. Para Roca Rey sobre el papel era una buena sustitución, luego la realidad ya la hemos contado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *